An irish blessing. Traducción y orígenes.

Se trata de una antigua bendición irlandesa, de autor anónimo, aunque la tradición la atribuye al mismo San Patricio. El arreglo es de un músico americano contemporáneo, James Moore (Virginia, 1951). 
Las bendiciones están muy arraigadas en la cultura de Irlanda.
La gente transmite con bendiciones sus sentimientos en cualquier ocasión importante, alegre o triste: bodas, velatorios, etc…
Bendicen a sus amigos, personas queridas y desconocidos, para que tengan matrimonios felices, hijos con salud, prosperidad, hogares confortables, un buen viaje … Sentimientos de alegría, tristeza, amistad, compasión, son transmitidos con bendiciones de gran belleza lírica, llenas de buenos deseos. Durante siglos los irlandeses han transmitido sus bendiciones de forma oral, en lugar de escrita. Quizá por eso hay muy pocas bendiciones hoy en día que puedan ser atribuídas a un autor conocido. En las casas irlandesas es muy común que haya una placa cerca de la puerta con una bendición, o simplemente con la frase en gaélico: “Cead Mile Falte” (100.000 bendiciones)
Una de las bendiciones más antiguas, y quizá también de las más conocidas, es la que cantamos nosotros.

El poema completo es este:

May the road rise to meet you,
May the wind be always at your back.
May the sun shine warm upon your face,
The rains fall soft upon your fields.
And until we meet again,
May God hold you in the palm of his hand.
May God be with you and bless you:
May you see your children’s children.
May you be poor in misfortune,
Rich in blessings.
May you know nothing but happiness
From this day forward.
May the road rise up to meet you
May the wind be always at your back
May the warm rays of sun fall upon your home
And may the hand of a friend always be near.
May green be the grass you walk on,
May blue be the skies above you,
May pure be the joys that surround you,
May true be the hearts that love you.

Traducción aproximada: 

Que el camino nos lleve a encontrarnos,
que el viento sople siempre a tu favor,
que el sol brille cálidamente sobre tu rostro,
que la lluvia empape suavemente tus tierras
y que, hasta que volvamos a encontrarnos,
Dios te guarde en la palma de su mano.
Que Dios esté contigo y te bendiga,
que veas a los hijos de tus hijos,
que seas pobre en infortunios
y rico en bendiciones.
Que sólo conozcas la felicidad
a partir de este día
Qué el camino nos lleve a encontrarnos,
que el viento sople siempre a tu favor,
que los cálidos rayos del sol caigan sobre tu casa
y que siempre tengas cerca una mano amiga.
Que siempre esté verde la hierba que pisas
y azul el cielo sobre ti,
que sean puras las alegrías que te rodean
y sinceros los corazones que te aman.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s